Menu
DSC_1063

“No sabemos cuál será el próximo emprendimiento, pero seguramente será algo con propósito”

El pasado, fue un Mano a Mano diferente: nos visitaron Lucas Emma y Germán Merlo, dos jóvenes empresarios-emprendedores con una vasta experiencia formando empresas y vendiéndolas. Lucas se define como “emprendedor de nacimiento y apasionado por Internet y todo lo que tenga “botón ON / OFF”. Germán, por su parte, está convencido de que la actitud prevalece a la aptitud, siempre y cuando aquella fomente a la capacitación.

A lo largo de las dos horas que duró el encuentro, Lucas y Germán escucharon a todos los equipos emprendedores, dieron devoluciones a cada uno, y destacaron el hecho de que la mayoría esté emprendiendo con un propósito, algo que hace unos diez años, cuando ellos comenzaron, no era una opción tan conocida.

De amigos a socios

Lucas y Germán se conocieron en la universidad: estudiaban Publicidad y Diseño Gráfico respectivamente y así fue como comenzaron un proyecto juntos, trabajando como freelancers y con los primeros clientes “friends and family”.

Tenían un sueño, no sabían claramente qué iban a hacer, pero querían que fuera algo muy grande. Después de tirar varias ideas sobre la mesa, decidieron hacer lo que sabían y abrieron una agencia de publicidad 360°, donde hacían folletos, logos hasta y cartelería. “Teníamos clientes estables, no crecíamos, pero sobrevivíamos. Y esto es lo peor que le puede pasar a una startup. Pensamos un montón de ideas y todas fracasaron, desde kartings con publicidad, medias sombras de edificios en construcción con publicidad, hasta dirigibles. En todo fracasamos y seguimos vendiendo folletos”, cuentan los emprendedores.

Todo cambió cuando se dieron cuenta que, por ser jóvenes, veían en internet un gran potencial que sus colegas más grandes no tenían en cuenta. Así que empezaron a enfocarse en desarrollar más páginas web que folletos, comenzaron a incorporar más programación y a ofrecer distintos tipos de productos. “Nuestro primer gran cliente fue La Voz del Interior y todas las cosas que hacíamos las vendían también a otros medios. Una de los servicios eran concursos en Facebook. Y como era algo que nos pedían todo el tiempo, le ofrecimos crear una plataforma para que ellos mismos puedan crear sus propios concursos y posteos. Le prevendimos este producto, lo desarrollamos, explotó y se lo empezamos a vender a otros clientes”, recuerdan.

Después de ese primer éxito, quedaron seleccionados en la aceleradora Wayra con el emprendimiento Social Tools (que era la plataforma de concursos). Los emprendedores se instalaron en Buenos Aires y esa situación marcó un hito en el crecimiento de la empresa: comenzaron a escalar y de tener 10 clientes pasaron a tener 150 mil en toda Latinoamérica.

Para avanzar en el resto de los mercados, en 2015 compraron Postcron, una firma holandesa que en aquel momento tenía casi el mismo tamaño que la empresa fundada por ellos, pero con buena actividad en Estados Unidos. En 2017, vendieron SocialTools a la estadounidense Wired Investors para concentrarse en Postcron, que en cuatro años creció más de ocho veces y pasó a administrar más de cinco millones de cuentas, con operaciones en 170 países.

Luego iniciaron conversaciones con WL Online Marketing (WLOM), un fondo de inversión con sede central en Seattle, Estados Unidos, y en enero de 2019 sellaron la venta de Postcron, que posee un equipo de 25 personas: 10 de ellas en Córdoba y el resto en Brasil, México, Estados Unidos y otros lugares del mundo, que trabajan de manera remota.

Algunas enseñanzas

Después de haber vendido las dos empresas, los emprendedores están volviendo a empezar y si bien todavía no tienen un rumbo definido, sí tienen en claro que cualquier cosa que empiecen será algo con propósito.

Algunas de las enseñanzas que señalan los emprendedores tienen que ver con la importancia de validar primero la demanda y después aprender cómo hacer el producto o servicio. Al menos esa fue su esencia. Otro consejo está relacionado con animarse a construir equipos, no sirve un fundador solo por más capacidad que tenga.

Por último, los emprendedores señalan: “La clave está en comprar la visión, el propósito, cómo ven el proyecto a largo plazo. Y tener en claro que para que esto pase, se tienen que cumplir ciertos hitos”, destacan los emprendedores.

Share this Post!

Sobre el autor : Comunicación Fide


0 Comment

Noticias relacionadas

  TOP